¿Cuáles son los productos financieros para ahorrar dinero?

julio 15, 2021por Redacción0

Existen productos diseñados para cada tipo de persona, desde aquellos que quieren disponer del dinero las 24 horas del día a través de los diferentes canales como internet o sus celulares, hasta aquellos que quieren depositarlo por un largo plazo.

Antes de tomar cualquier decisión, es importante que te tomes el tiempo de analizarlos y compararlos para que puedas tomar la mejor opción. A continuación, te presentaremos algunas opciones que están disponibles en el sistema financiero formal:

Cuentas de Ahorro

Las cuentas de ahorro permiten depositar dinero y obtener rentabilidad, también facilitan la posibilidad de disponer de ese dinero de manera parcial o total, a través de los múltiples canales como red de oficinas, internet o cajeros automáticos, para realizar compras y pagos en establecimientos de comercio o de servicios.

En el mercado existen múltiples alternativas de cuentas de ahorro, cada una con costos y beneficios diferentes de acuerdo al público al que vayan dirigidas.

Cuentas de ahorro de trámite simplificado y depósito electrónico

Las cuentas de ahorro de trámite simplificado y depósito electrónico son productos transaccionales de fácil apertura, desde un dispositivo móvil. Usualmente no tienen cuota de manejo y no tienen una tarjeta de débito asociada. Las transacciones se realizan desde el teléfono celular.

Estos productos tienen algunas restricciones como el saldo máximo y el monto mensual de operaciones.

Quizás te pueda interesar: Diferencia entre capacidad de pago y capacidad de endeudamiento

Cuentas AFC  – Para ahorrar a una meta específica

Son cuentas creadas bajo la Ley 488 de 1988 con el fin de impulsar el ahorro en la adquisición de vivienda. Sus siglas AFC significan ahorro para el fomento de la construcción. A diferencia de las cuentas tradicionales, las cuentas AFC no tienen  un monto mínimo de apertura ni tarjeta débito (no cobra cuota de manejo).

Están destinadas al ahorro para el pago de cuotas de crédito hipotecarios o de operaciones de leasing habitacional o pago de cuota inicial de vivienda. 

Los ahorros de las cuentas AFC disminuyen el ingreso a la renta anual y la retención mensual por ser considerados como renta exenta. Sin embargo, para que sea considerado renta exenta, el dinero debe ser utilizado para adquisición de vivienda. 

Puedes adquirir una cuenta AFC en cualquier establecimiento de crédito vigilado por la Superintendencia Financiera

Cuentas de ahorro programado

Son cuentas en las que el ciudadano hace depósitos de manera planificada con el fin de lograr un objetivo específico. Es un compromiso voluntario que nos permite obtener lo que anhelamos, ya sea para adquirir una vivienda nueva, comprar un vehículo nuevo  o incluso, para apalancar algún proyecto personal.

Los expertos aconsejan que, en lo posible, se ahorre en diferentes cuentas de ahorro, cada una con su destinación específica. Esto requiere de conciencia y disciplina para realizarlo.

Se recomienda ahorrar el 5% del salario o ingreso mensual.

“El que guarda siempre tiene”.

CDT

Un CDT (Certificado de Depósito a Término) es un título valor que te permite invertir una cantidad de dinero durante un tiempo determinado, asumiendo un riesgo muy pequeño. Los CDTs te permiten tener rendimientos a tasa fija o variable, por tiempos superiores a 30 días.

Debes tener en cuenta que durante este período no tienes la posibilidad de retirar tu inversión inicial, a no ser que sea por medio de una negociación o endoso a un tercero. Pero puede retirar los intereses generados. O si prefieres dejarlos hasta el final y reclamarlos cuando llegue  el vencimiento del título valor.

La renovación de CDT puede ser automática después de finalizado el tiempo.

Ventajas y desventajas del ahorro formal e informal 

Existen muchas formas de ahorrar, sin embargo, no todas generan la misma rentabilidad y confianza. Vamos a contarte cuáles son las ventajas y desventajas entre estas dos modalidades, para que analices cuál es la más adecuada para ti.

En primer lugar, el ahorro informal es cuando la persona decide guardar su dinero en alcancías, debajo del colchón, escondido en algún lugar secreto, cadenas, en fondos familiares o con personas cercanas, pirámides, etc. Esta modalidad de ahorro se le conoce como informal porque no se encuentra vigilada por ninguna entidad, ni mucho menos se encuentra respaldada o supervisada por el sistema financiero. 

En segundo lugar, el ahorro formal es aquel en el que la persona acude a entidades que cuentan con la supervisión y vigilancia de entes del estado como los bancos, cooperativas, compañías de financiamiento, fondos de empleados o incluso fondos de pensiones. Estas entidades manejan distintos productos financieros que se ajustan a las necesidades de los usuarios.   

Ventajas del ahorro del ahorro informal:

  • Fácil acceso.
  • Se ahorra en cualquier momento.
  •  Los ahorros grupales como las cadenas propician espacios para compartir y disfrutar en grupo, fomentan la disciplina, la vigilancia y el apoyo entre sus miembros (ya que por lo general son personas conocidas y confiables).
  • No hay costo por transacciones.

Desventajas del ahorro informal:

  • Está expuesto a pérdida o robo de su dinero.
  • No se ganan intereses.
  • Se gasta con facilidad.
  • Si se pierde, es muy difícil reclamar.
  • No aporta en la construcción del historial crediticio.
  • En los ahorros grupales puede existir inestabilidad de los grupos y desacuerdos entre sus miembros.

Ventajas del ahorro formal: 

  • El dinero está seguro bajo la custodia de una entidad regulada.
  • El dinero gana intereses. 
  • Las entidades financieras permiten acceder a distintas formas de inversión para maximizar las utilidades.
  • Se crea un historial de ahorro que permitirá acceder a otros productos y servicios financieros útiles como los créditos.
  • En remoto caso de que una entidad financiera llegara a quebrar el seguro de depósitos garantiza la devolución de su dinero.   
  • En una entidad vigilada tienes la forma de cómo y a quién reclamar.

Las desventajas del ahorro formal:

  • Algunas entidades financieras piden un depósito mínimo inicial.
  • Se debe cumplir con los requisitos exigidos por la entidad.

Alcanzar las metas no es una misión imposible solo requiere tomar decisiones informadas acorde a tus necesidades, y una de esas decisiones es la forma de ahorro que más te conviene y que además no ponga en riesgo tu dinero.

También te puede interesar: ¿Cómo proceder cuando te niegan un crédito?

Consulta tu Historial Crediticio en Datacrédito

La Historia de Crédito de DataCrédito resume el comportamiento financiero de las personas, allí se recopila información positiva y negativa de más de 4.00 compañías de todos los sectores de la economía.  Por eso es una herramienta importante para que las empresas tomen decisiones de otorgamiento de crédito y financiación de servicios.

La historia de crédito se puede consultar de forma gratuita en los centros de atención y servicio, ubicados en Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla. También se puede enviar una comunicación escrita a alguna de las oficinas anteriormente mencionadas. Adicionalmente, se puede consultar en la página oficial de Midatacrédito. Solo debes seguir los siguientes pasos:

  1. Ingresa a www.midatacredito.com   
  2. Registra los datos personales.
  3. Resuelve las preguntas de validación de identidad y prevención de fraudes.
  4. Verifica el estado de tus reportes.

En lo posible se debe consultar la historia de crédito periódicamente (una vez al mes) para estar seguros de que la información allí contenida se ajusta a tu realidad financiera. Asimismo, antes de solicitar un crédito, se recomienda consultar la historia de crédito o cuando la persona ha sido víctima de fraude.

 

Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *