Indicadores de crédito en Colombia – La Reactivación del crédito

La Reactivación del Crédito

En esta nueva entrega del Newsletter, se analiza la situación del COVID-19 en la evolución del mercado crediticio colombiano. Se tomaron todas las operaciones registradas por las personas naturales en DataCrédito-Experian, para los primeros ocho meses del año 2020.


En los dos primeros meses del año 2020, se presentó un fuerte crecimiento que fue interrumpido por la llegada del coronavirus. De marzo a abril se dio una caída pronunciada, siendo el mes de abril el de menor actividad crediticia. Este Newsletter incluyó las operaciones crediticias hasta el mes de agosto de 2020, donde se evidencia una reactivación del mercado crediticio con el punto más alto en julio y una caída para el mes de agosto.


En esta entrega se analizará el crecimiento de las operaciones crediticias para los últimos meses de la ventana de tiempo de 2020, segmentando por las diferentes variables del solicitante y las características del crédito otorgado.


Primero se presenta la evolución de las operaciones de crédito en Colombia para el año 2020, tanto en valores económicos ($), como en el número de operaciones registradas en DataCrédito-Experian. La ventana de tiempo es enero a agosto de 2020.

Un fuerte repunte en los valores de crédito otorgados

En la gráfica se evidencia la evolución de los valores desembolsados en los ocho meses de 2020. En enero y febrero la dinámica fue muy positiva, cayendo a partir de marzo, hasta el punto más bajo en abril (5,1 billones de pesos) debido al coronavirus. A partir de ese mes, se refleja una mejoría mes a mes, para llegar a julio de 2020 (10,5 billones de pesos) con el doble de los valores de crédito de abril y se presenta una pequeña reducción para el mes de agosto (9,9 billones de pesos).


Como comparativo y para poder evaluar el nivel de la reactivación, se mira la evolución del crédito con respecto al mes de abril de 2020. El crecimiento que se presenta es del 95% para el periodo de cuatro meses (abril a agosto), resultando en una reactivación importante del crédito de persona natural en Colombia. Crece de $5.065 (abril 2020) a $9.872 billones de pesos (agosto 2020).

Los colombianos se animan nuevamente a pedir créditos

La gráfica replica la anterior, pero se muestra el número de operaciones crediticias que se registran en DataCrédito-Experian. El comportamiento es similar, dónde crece hasta febrero, cae a su nivel más bajo en abril (1.009.096 operaciones) e inicia una recuperación, para llegar a un poco más de 1,6 millones de operaciones crediticias en agosto 2020. Comparando el crecimiento de la ventana de tiempo de abril a agosto, se presenta un crecimiento del 59% para este periodo.

Las gráficas siguientes muestran exclusivamente el número de operaciones otorgadas, comparando el crecimiento de abril a agosto de 2020. Se detallan aquellas características de las variables del deudor y de la estructura del crédito, y así identificar diferencias contra el promedio de crecimiento.

Los de menores ingresos, logran una mayor recuperación del crédito

Revisando el ingreso estimado del solicitante, se aprecia que para el año 2020 (abril-agosto), el menor rango de ingresos estimados, es decir los menores de 1,5 millones de pesos, tienen un muy relevante crecimiento del 100% de las operaciones. En la medida que el ingreso estimado aumenta, los porcentajes de crecimiento se van reduciendo, llegando a un 29% para el rango de mayor a 3 millones de pesos. Se destaca un comportamiento similar para los cuatro grupos de ingresos, presentando una caída en el número de operaciones crediticias en el mes de agosto. Se concluye que existe una relación inversa entre el crecimiento del crédito y el nivel de ingresos estimados.

Las mujeres reaccionan positivamente al crédito

La gráfica presenta la participación de los créditos y su crecimiento para mujeres y hombres. En el periodo abril-mayo de 2020, los dos tuvieron un crecimiento similar del 30%. A partir de ese mes, las mujeres repuntan en el número de operaciones, llegando al mes de julio con un crecimiento arriba del 100%. Para el mes de agosto, las mujeres logran un crecimiento de 16% superior al de los hombres. Este positivo resultado contrasta con el de inicio de la pandemia, donde las mujeres habían frenado en mayor medida la actividad crediticia que los hombres, pero se aprecia que, con la apertura de los sectores económicos, ellas generan un volumen mayor de créditos. Este dinamismo de las mujeres se dirige hacia créditos productivos, como son el microcrédito y la cartera del sector real, con productos como comercializadoras.

Los jóvenes son los que más crecen en su actividad crediticia

Analizando las operaciones por rango de edad, se muestra que todos los rangos de edad crecen en el periodo de tiempo (abril-agosto), pero con una relación inversa. Los más jóvenes, con edades entre 18 y 28 años crecen su actividad crediticia en 87%, mientras los mayores de 65 años aumentan sus operaciones en un 39%. Esta situación se podría explicar en la medida que los más jóvenes son los que más se afectaron con el inicio de la pandemia, en los meses de marzo y abril de 2020.

Tener historia crediticia siempre será importante

Contar con un historial crediticio (tipo 1) siempre será importante, con respecto a los que no han tenido créditos anteriormente (tipo 5). Con la reactivación del crédito, las personas con experiencia crediticia previa tuvieron un crecimiento importante, llegando a julio de 2020, con un crecimiento alrededor del 100%. Para el mes de agosto, se aprecia una reducción de la actividad crediticia.

Todas las regiones de Colombia han reactivado el crédito

El país se divide en seis regiones y la gráfica muestra que en el periodo abril-agosto 2020, se comportaron de manera similar, creciendo continuamente hasta julio y presentando una reducción de la actividad crediticia para agosto. En cuanto al crecimiento porcentual del número de operaciones entre abril y agosto, la región del Eje Cafetero y Antioquia creció el 80%, seguido del Pacífico y Sur Occidente con el 77%. Le siguen la región Caribe con el 57%, la Orinoquía y la Amazonía con el 55%, Santanderes y Boyacá con el 42% y finalmente Cundinamarca con el 29%.

Todos los estratos crecen en el otorgamiento de crédito

Revisando la distribución de las operaciones crediticias por estrato, se aprecia que todos los estratos reaccionan positivamente a las nuevas operaciones de crédito. El estrato 1 fue el de mejor desempeño, creciendo un 77% hasta el mes de agosto. Le siguen los estratos 5 y 6 con alrededor del 65%, los estratos 2 y 3 tuvieron crecimientos cercanos al 57% y en menor medida el estrato 4 con un crecimiento del 40%.

Los cuatro tipos de carteras reaccionan, entregando crédito a los colombianos, en especial, el crédito hipotecario.

Las operaciones de crédito se dividen en cuatro tipos de cartera: comercial, consumo, hipotecario y microcrédito. Es de recordar que históricamente, la mayor participación en el número de créditos otorgados es la cartera de consumo. En cuanto al crecimiento, la cartera hipotecaria, aunque es la de menor número de operaciones, tuvo el mayor crecimiento con el 198%, en tan solo cuatro meses (abril a agosto). Esto quiere decir que multiplicó por tres el número de créditos otorgados en la ventana de tiempo. Le sigue en crecimiento el microcrédito que reacciona positivamente, teniendo un 179% en los cuatro meses. Es importante anotar que esta cartera está orientada a pequeños negocios, lo que indica una reacción en la actividad económica del país. Le siguen la cartera comercial con el 141%, destinada a las personas naturales con actividad comercial y finalmente la cartera de consumo crece un 40%.

El crédito del sector real es el protagonista principal

Las operaciones de crédito se agrupan en cuatro sectores: cooperativo, financiero, real y telecomunicaciones. El sector real tuvo la mejor reacción en el número de operaciones crediticias, creciendo un 99%, es decir realizando el doble de operaciones entre abril y agosto 2020. El sector financiero fue es más afectado a partir de marzo con la llegada del COVID-19, por este motivo se resalta su gran reacción en tan corto tiempo, crecimiento el 66%. El sector telco fue el que menos creció (10%) entre abril y agosto, pero a su vez, es el sector que menos se afectó con el inicio de la pandemia.

La reacción se presenta en las tarjetas de crédito

Revisando los principales tipos de productos que conforman exclusivamente el sector financiero, se recuerda que la cartera bancaria tiene, históricamente la mayor participación en el número de operaciones. Con relación al crecimiento de las operaciones crediticias entre los meses de abril y agosto de 2020, los productos de mayor crecimiento fueron las tarjetas de crédito con el 240%, la cartera hipotecaria con el 196% y el microcrédito con el 177%. Estos altos crecimientos pueden estar explicados pues a partir de marzo, justamente estos tipos de productos fueron los que más decrecieron.

El sector real reacciona favorablemente

Analizando la gráfica donde se presentan los principales productos que conforman el sector real, se evidencia un gran crecimiento de la categoría de créditos de consumo, que son otorgados por empresas del sector real y no tienen un destino específico. Esta categoría con la pandemia tuvo una caída muy fuerte y en el periodo abril-agosto de 2020 está retomando su nivel de importancia (2.402%). Le sigue la cartera de Almacenes por Departamentos con un crecimiento en los cuatro meses de 889%. Productos como la cartera de vestuario (493%), la cartera de comercializadoras (161%) y laboratorios (112%), presentaron crecimientos muy importantes. Esta reactivación de los productos del sector real muestra un cambio en la tendencia de la economía del país.

Los préstamos de montos medios presentan un importante crecimiento

La gráfica presenta la distribución de las operaciones crediticias según el valor solicitado1. El rango con el mayor número de operaciones en el periodo analizado es el superior a cero hasta 1 millón de pesos, pero cuenta con un menor crecimiento (47%), comparado con los rangos superiores de valor de crédito. Los tres siguientes rangos, desde 1 a 5 millones de pesos hasta superior a 50 millones, tienen mayores crecimientos. En particular el rango entre 1 y 5 millones de pesos presenta un importante crecimiento de 130% y una gran participación entre el total de crédito otorgados. Se destaca un comportamiento homogéneo de todos los rangos en el tiempo, creciendo permanentemente hasta julio y cayendo en el mes de agosto de 2020.

Los créditos de cuotas intermedias los de mayor crecimiento

En relación con la gráfica anterior de los valores de préstamos, existe la misma tendencia donde los rangos medios de las cuotas son los que más se reactivan2. El mayor crecimiento se da en el rango entre 200.000 y 2 millones de pesos con un crecimiento de 101%, doblando el número de operaciones de crédito en los cuatro meses de análisis. El rango que históricamente presenta una mayor actividad crediticia, medida por el número de créditos, es el de más de cero hasta 200.000 pesos, concluyendo la gran importancia de los menores montos de crédito en el historial crediticio de los colombianos. Se destaca que los créditos de cuotas superiores a los 2 millones no han reaccionado y tuvieron un decrecimiento del 63%.

Los créditos de mayores plazos crecen más

Los créditos otorgados en la ventana de tiempo 3, entre abril y agosto 2020, que tuvieron mayor crecimiento fueron los de plazos mayores a 60 meses con un 120% y los de plazo entre 1 y 36 meses con el 111%. Se destaca que este último de rango, es de mayor participación del total de créditos otorgados.

CONCLUSIONES


Los resultados de este Newsletter están indicando una reactivación del crédito a nivel general que se evidencia entre los meses de abril y agosto de 2020. En especial, comparando la evolución del número de operaciones de esta ventana de tiempo y que fueron registradas en DataCrédito-Experian se puede concluir lo siguiente:


• La evolución de la actividad crediticia presenta una reactivación general del crédito a partir de abril, llegando a un punto alto en julio y descendiendo para el mes de agosto. Entre abril y agosto de 2020 (cuatro meses), los valores ($) de crédito crecen 95% y el número de operaciones crece en 59%. Sin embargo, la actividad crediticia es menor a la presentada en el año 2019.


• El crecimiento más grande se presenta en las mujeres, en los jóvenes con edades entre los 18 y 28 años y las personas con menores ingresos estimados. Así mismo, en personas de estrato 1.


• En general todas las regiones reaccionan al aumento en el número de operaciones crediticias. En especial crecen el Pacífico y Sur Occidente y la región del Eje Cafetero y Antioquia.


• El sector financiero reacciona positivamente en el incremento de la actividad crediticia, en especial los productos tarjeta de crédito, crédito de vivienda y microcrédito.


• En el sector real, los productos que más aumentan entre abril y agosto 2020 son los de consumo, almacenes por departamento, vestuario, comercializadoras y laboratorios.

0 Comentarios
  • Luis David alvarez dice: 2020-11-16 13:54:32

    Data crédito Hase préstamos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *